Conocido por sus vestidos de cocktail y glamurosas galas, Zac Posen dice adiós a su línea homónima después de que la marca no pudiese encontrar viabilidad económica a los ojos de su junta directiva.
Tras 18 años desde su nacimiento, Posen despide a su marca con un llamado al futuro y a nuevas aventuras.

Por Esteban G Villanueva
@estebangvillanueva

Zac Posen siempre ha tenido un talento nato para interpretar la ilusión y magia de la moda, y convertirlo en intrincados y voluminosos vestidos de gala, cocktail o bodas. El diseñador, quien también participó en múltiples temporadas de Project Runway como jurado, con los años se hizo un nombre por su visión tan particular y especial, sin embargo, parece ser el fin de una era con el anuncio del cierre de su marca homónima.

El pasado viernes, a través de un comunicado de prensa, el diseñador expresó la decisión de la junta directiva de las compañías dueñas de la marca, House of Z y Z Spoke, de cesar operaciones por incapacidad financiera. Los costos sobrepasaban los ingresos y la marca había perdido total rentabilidad.

A pesar de esfuerzos, tanto del diseñador como de las compañías, no se había logrado encontrar ni socios o compradores que mantuvieran la operación a flote, por lo que el cierre era la única opción viable.

Posen comunicó que se mantiene optimista y espera del futuro nuevos proyectos y avenidas creativas. Se mantendrá como director creativo de Brooks Brothers y por nuestra parte esperaremos ansiosos cuál será el nuevo venture del joven diseñador.

Zac Posen 2