Entre los manglares guanacastecos se encuentra el W Hotel Costa Rica. Diseñado de la manera más vanguardista, y conceptualizado para llevar a su huésped a un siguiente nivel de relajación y disfrute. El hotel se posiciona como nuestro must visit para una escapada al litoral pacífico. 

Por Esteban G Villanueva. Fotos: cortesía.
@estebangvillanueva

W Hotels es una de las cadenas hoteleras más reconocidas a nivel global. Con el lujo como uno de sus pilares, y un concepto dirigido a un público joven y cosmopolita, se han posicionado en los mejores puntos del globo y han hecho de sus hoteles el hogar de los trotamundos actuales. 

Para Costa Rica el grupo creó el W Reserva Conchal,  donde tropicalizaron el concepto de sus hoteles y crearon un oasis marino en nuestra costa guanacasteca. Ubicado en Reserva Conchal el hotel permite al espíritu aventurero de sus visitantes sentirse libre y disfrutar a sus anchas de las riquezas naturales de la zona. 

Inspirado en la rica cultura guanacasteca, el hotel presenta un diseño de interiorismo que reinventa audazmente el concepto de lujo. Tomando el arte como su base, lo mezclan con lo orgánico de la naturaleza logrando recrear una verdadera utopía. 

Adicional a las amenidades clásicas del hotel los huéspedes pueden disfrutar durante su estadía del signature Resort Spa AWAY. Con tratamientos inspirados por la cultura local, se puede optar por faciales, tratamientos con vapor, y deliciosos wraps corporales, todos ideados para una experiencia wellness inolvidable.

De igual manera, para aquellos amantes del golf, el complejo cuenta con uno de los mejores campos de juego a nivel nacional. De clase mundial e inspirado en los clásicos campos americanos el circuito de 18 hoyos fue conceptualizado por el reconocido Robert Trent Jones II, diseñador e innovador de campos de juego. El campo ofrece a los jugadores, además de pristinos espacios de tiro y retos de la zona, impresionantes vistas. A uno de sus lados el Oceano Pacífico y al otro el bosque siempre verde costarricense.

Finalmente, ningún buen hotel está completo sin una gran propuesta gastronómica, y en el caso del W Reserva Conchal no es uno, son cinco.

En Hotel W Reserva Conchal se puede disfrutar tanto de comida local como internacional, según el gusto y el mood del momento. Desde una cena romántica para dos, un tiempo de alegría en familia o un trago por la piscina disfrutando del sol. Cocina de Mercado ofrece una fusión de cocina latinoamericana, el simple aroma de las tortillas palmeadas y las chorreadas conquista a los comensales. En Latitud 10 Norte, el menú está inspirado en la exótica Tailandia, el boutique bistro se basa en técnicas modernas y recetas muy originales como el Red Snapper Chifrijo.  Pero si se trata de una noche de cócteles nuestra recomendación es visitar Zona Zul, donde todo el menú se inspira en los alimentos más healthy de las 5 famosas Blue Zones, desde Japón, el Mediterráneo y, desde luego, la Península de Nicoya. 

El Hotel  W Reserva Conchal  definitivamente es un must visit y para nosotros es nuestro oasis moderno para escapar de la ciudad.

Pueden conocer más del hotel en su cuenta de Instagram @wcostarica o visitar su sitio web.