Levantarse por la mañana es difícil, pero levantarse por la mañana para hacer ejercicio es exponencialmente más difícil. El yoga, en particular, es una sabia elección de ejercicio porque no solo brinda múltiples beneficios: más espacio en su cuerpo, mayor flexibilidad y mejor equilibrio, sino que practicarlo por la mañana puede ayudar a mejorar su sueño y estado de ánimo.

Por Marjorie Espinal.

Sin duda, uno de los principales beneficios de practicar yoga por la mañana es dormir mejor, una vez que el yoga matutino se convierte en un hábito, su cuerpo se acostumbra a despertar a una hora específica, esto ayuda a regular los ciclos de sueño, que a menudo están fuera de control.

Empezar la práctica con vinyasas suaves es clave para que su cuerpo se mueva desde adentro, incorporar algunas torsiones en su flow de yoga matutino también ayudará a estimular el sistema digestivo, lo que le ayudará a deshacerse de cualquier hinchazón de la cena de la noche anterior y, básicamente, le ayudará a sentirte bien a lo largo del día.

¿Está buscando reducir su ingesta de café? Si está tratando de reducir la cafeína, practicar yoga a primera hora de la mañana puede ayudarle a alcanzar ese objetivo. Ciertas posturas como los saludos al sol, flexiones y torsiones, pueden ayudar a llenarse de energía y eventualmente sustituir el café. La práctica del vinyasa también le va a proveer oxígeno extra a todo su cuerpo, a medida que respiramos a través del flow de yoga, le estaremos suministrando al cerebro cargas de oxígeno fresco. Esto ayudará a eliminar los últimos momentos de somnolencia y aumentará la claridad mental para el día.

¿La mejor parte? No necesita levantarse una hora antes para hacerlo, todo lo que se necesita son 10 minutos de práctica para cosechar todos los beneficios del yoga matutino.
Les dejamos un video de Morning Yoga con Juliana, del canal Boho Beautiful.