¿Se decidió a emprender pero no sabe si dedicarse a su negocio de lleno o medio tiempo? Analice los siguientes factores y elija el modelo que mejor se adapte a sus necesidades.

Por fin tomó la decisión y decide empezar un negocio. Ahora le aqueja otra duda: ¿debe hacerlo de tiempo parcial o completo? Muchos emprendedores expertos dicen que comenzar de medio tiempo puede ser una buena idea porque permite disminuir riesgos.

Tal vez tiene un empleo y no está seguro si dejarlo para dedicarse de lleno a su emprendimiento. No lo haga: administrar su tiempo para compaginar su trabajo y su emprendimiento le dará la posibilidad de contar con un colchón de recursos para probar si la actividad emprendedora es para usted y le ayudará a hacer que su negocio crezca gradualmente.

Sin embargo, la opción de medio tiempo no está exenta de peligros y desventajas. Esta alternativa le dejará con tiempo limitado para comercializar su oferta, crear estrategias o hacerse de clientes. Además, dado que no estará disponible para responder llamadas o resolver los problemas de los clientes durante la mayor parte del día, es posible que ellos tengan la percepción de que no está ofreciendo un servicio adecuado o que no responde lo suficientemente rápido a sus necesidades.

Tal vez el mayor de los riesgos que enfrentan los emprendedores de medio tiempo es el agotamiento.
Mantener un trabajo de tiempo completo mientras se maneja un negocio de medio tiempo le dejará con poco o ningún tiempo libre y, como consecuencia, su vida personal y familiar puede verse afectada.

Pero esto no quiere decir que un negocio a tiempo parcial no puede funcionar. Lo hará, sobre todo si cuenta con excelentes habilidades de administración del tiempo, gran autodisciplina y tiene el apoyo de familiares y amigos, dice Arnold Sanow, coach de negocios y coautor de You Can Start Your Own Business. “Pero no piense que, puesto que ya tiene un empleo, no necesita trabajar duro en su empresa. Debe tener un plan de ataque”, advierte.

¿Por dónde empezar? Su plan debe comenzar con una evaluación exhaustiva del potencial de mercado de su idea. A menudo, este paso será suficiente para saber si debe comenzar a tiempo parcial o completo.

Si encuentra que hay una gran necesidad insatisfecha de su producto o servicio, no hay una competencia importante y un suministro listo de clientes ansiosos, entonces comience a tiempo completo. Por otro lado, si descubre que el mercado no es compatible con un negocio de tiempo completo, pero que algún día lo será con un desarrollo comercial y de marketing adecuado, probablemente sea mejor comenzar a tiempo parcial.

Investigue la competencia en su industria, la economía en el área donde quiera asentar su negocio, factores sociodemográficos y la disponibilidad de clientes potenciales. Por ejemplo, si está pensando en abrir un salón de belleza exclusivo, evalúe la cantidad de negocios similares en operación, así como la cantidad de mujeres en el área dispuestas a pagar por los servicios.

Una vez que haya determinado que existe la necesidad de su negocio, describa sus objetivos y estrategias en un plan integral. Siempre debe realizar una investigación exhaustiva, hacer proyecciones de mercado y establecer metas basándose en estos hallazgos. La redacción de su plan de negocios le ayudará a transformar su emprendimiento de medio tiempo a uno de tiempo completo en el futuro.

Analice sus finanzas

Antes de arrancar una empresa de tiempo completo, la mayoría de los expertos recomienda reservar suficiente dinero para vivir entre seis meses y un año. Su plan de negocios le mostrará con detalle cuánto deberá esperar antes de que su proyecto comience a generar ganancias.

Los factores básicos que debe considerar incluyen la suma de sus ahorros, si tiene activos que podrían venderse por dinero en efectivo, si sus amigos o familia podrían ofrecerle financiamiento o préstamos, y si los salarios de su cónyuge u otros miembros de la familia podrían ser suficientes para soportar los gastos familiares. Si no cuenta con los recursos financieros para operar de lleno el negocio, hacerlo de tiempo parcial podría ser su alternativa.

Según Sanow, por regla general, hay que esperar hasta que el emprendimiento de medio tiempo genere ingresos equivalentes a por lo menos el 30% del salario que percibe actualmente. El aspecto emocional y psicológico de iniciar un negocio es menos complejo que los aspectos financieros y de mercado, pero cobra relevancia al momento de definir si empieza de medio tiempo o se vuelca a él por completo.

Comience discutiendo la situación con su pareja o familiares. ¿Apoyan su decisión de iniciar un negocio? ¿Entienden los sacrificios que tanto las empresas a tiempo completo como a tiempo parcial requerirán de usted y toda su familia? El momento para hacer este análisis es ahora, no tres meses después de haberse comprometido con su negocio pues será demasiado tarde para retirarse.

Trabajen juntos para encontrar soluciones prácticas a posibles problemas. Por ejemplo, ¿podría su pareja hacerse cargo de algunas de las tareas domésticas que actualmente realiza? Establezca algunas reglas básicas: no trabajar los domingos por la tarde o no discutir sobre asuntos en la mesa pueden ser la alternativa.

“Tener excelentes habilidades de administración del tiempo, autodisciplina y contar con el apoyo de familiares y amigos le ayudarán a materializar su negocio”, dice Arnold Sanow, coach de negocios.

Todo en la balanza

Si la idea de dedicarse de tiempo completo al negocio y renunciar a su salario y sus beneficios lo mantienen despierto por la noche o mordiéndose las uñas, entonces tal vez lo mejor sea un negocio de medio tiempo. Pero, si su empleo actual le exige muchas horas de trabajo, implica pesadas horas de traslado y además debe llegar a casa a cumplir con un sinnúmero de obligaciones familiares, sumar a estas actividades un negocio de medio podría ser la gota que derrama el vaso y lo que lo mande al hospital.

Mientras que un negocio de tiempo completo requiere largas horas, un negocio de medio tiempo combinado con un trabajo de tiempo completo puede ser aún más estresante. Si esta es la ruta que está considerando, evalúe cuidadosamente los efectos en su vida. Utilizará las noches, los fines de semana y las horas de almuerzo y, muy probablemente, sus días festivos, días de enfermedad y vacaciones para ocuparse de los negocios.

¿Cómo se sentirá la próxima vez que se arrastre a casa, agotado después de una noche en la oficina… y luego tener que sentarse y pasar cuatro horas trabajando en un proyecto que el cliente necesita a la mañana siguiente? Considere cuidadosamente si cuenta con la resistencia mental y física para esforzarse tanto en su trabajo como en su negocio.

Si debe ser de medio o de tiempo completo, es una decisión que sólo usted puede tomar. Sea cual sea el camino que elija, el secreto para triunfar es hacer una autoevaluación honesta de sus recursos, su grado de compromiso con el proyecto y los sistemas de apoyo de los que disponga. Si tiene claros esos factores en mente, seguramente su negocio se convertirá en la empresa que siempre soñó dirigir.

garrhet-sampson-CmF_5GYc6c0-unsplash

7 tips para operar de medio tiempo

1. Incluya a su familia. Aunque sea en pequeñas labores como archivar documentos o contestar llamadas. Eso le permitirá pasar más tiempo con ellos sin descuidar su negocio ni su trabajo.

2. Sacrifique su tiempo libre. Aunque durante este tiempo probablemente no tendrá vacaciones y cuente con poco tiempo para usted, debe de tener en mente que todo esfuerzo tiene su recompensa. Leer, hacer ejercicio o ir al cine no le tomará mucho y le servirá para relajarse.

3. Haga una tarea a la vez. Intente no hacer cosas del trabajo mientras está en su negocio y viceversa.

4. Evite el último momento. Mantenga una agenda con sus pendientes, jerarquícelos y evite distraerse en asuntos que le tomen mucho tiempo y que no sirvan para ninguno de sus propósitos.

5. Use la tecnología. Tener un smartphone, una tablet o una computadora portátil le puede alivianar mucho el trabajo. También descargue apps que le faciliten las tareas.

6. Separe sus finanzas. Defina qué ingresos obtiene de cada actividad y cuáles son los gastos del negocio y cuáles los suyos.

7. Sea honesto. Si su jefe o alguno de sus compañeros le preguntan por qué anda tan acelerado, no tema en platicarle sobre tu negocio, a él no le importará mientras haga bien tu trabajo.