Desde sus experiencias, cinco grandes mujeres comparten las lecciones de vida que las han ayudado a crear la mejor versión de sí mismas.

Por Marjorie Espinal. Fotos: Sergio Pucci.

CONOCER NUESTRO LUGAR

María de la Paz Alice, arquitecta

Me tomó muchos años darme cuenta de que es vital ser respetuosa y congruente conmigo misma, y enfocar mi tiempo y energía sólo en aquello que esté alineado con mis intenciones, propósitos y creencias.
Aprender a decir “no” es la lección más importante que he aprendido en la vida. En mi vida personal y profesional, el no seguir mi instinto y no escuchar mi voz interior -o escucharla pero no hacerme caso- me ha hecho estar en situaciones, lugares, relaciones y proyectos donde no he querido estar. Me ha hecho perder tiempo y me ha provocado mucho desgaste, tanto físico como emocional. No saber decir “no”, por agradar o por quedarle bien a otros, nunca me trajo nada bueno.

DSC_4039

EL BALANCE HACE LA DIFERENCIA

Mónica Nagel, abogada

Tengo muy claro el orden de valores en mi vida y no me arrepiento de nada, por eso siempre he disfrutado de mi trabajo, sin embargo, mantener un balance entre el trabajo y la familia ha sido la clave. Durante más de treinta años de trabajo he tenido jornadas de hasta doce horas seguidas pero nunca he descuidado a mis hijas y, aun hoy, puedo decir que soy una abuela presente.
Considero que la cantidad de tiempo que se comparte en familia no es tan importante como lo es la calidad, y en mi caso, poder contar con el soporte de mi familia ha sido imprescindible.

DSC_3500

LA HUMILDAD NOS HACE MÁS FUERTES

Alice Rode, empresaria

En mi vida he aprendido una gran lección que es la humildad. Ser humilde es ser educado, es ser capaz de compartir con quien tengas a tu lado, sin importar quién es o de dónde viene. La humildad te permite ser un humano con honradez, sencillez, ética y, sobre todo, con amor al prójimo.
Pienso que los momentos difíciles se deben tomar como enseñanzas. De lo bueno y lo malo que nos sucede en el correr de los días, deberíamos rescatar aquello que nos guíe a vivir de una mejor manera.

DSC_3725-2

ANTE TODO, CONFIAR

Aimee Joaristi, artista y arquitecta

Trabajo con gran optimismo y tomo los fracasos como aprendizaje. Debemos creer en nosotras mismas y olvidarnos de que somos mujeres, las mujeres aportamos igual que los hombres o más, con las mismas condiciones laborales. Hay que tener confianza, valor y creatividad.
A mis hijos los he dejado libres en sus elecciones de vida, dando un ejemplo diario y son además de felices, profesionales, libres y comprometidos con su elección laboral.

DSC_4226

MANTENER LA ILUSIÓN

María “La Rosa” Quirós, promotora cultural

Mi éxito ha sido encontrar siempre una razón para vivir y en eso, las actividades culturales me han llenado de conocimiento y me han dado momentos de alegría. Lo recomiendo como una forma agradable de pasar el tiempo y como un hábito de mucho provecho.

Como dice el poema Canto a mí mismo, de Walt Whitman: “Tú y yo, que no tenemos ni un centavo, podemos comprar lo más valioso de la Tierra…”, hombres y mujeres, en general, podemos encontrar la felicidad muy cerca de nosotros.

DSC_3319