Tengo que admitir que en mi vida he tenido prendas con las que me he encariñado muchísimo, ya sea porque me las han regalado o simplemente porque las compré en algún viaje o lugar que terminó convirtiéndose en una memoria importante. Sin embargo, no se puede negar que la mayoría de las prendas, con el tiempo y el uso comienzan a deteriorarse; hasta que llega un momento en donde hay que deshacerse de ellas. Hace unos días estuve averiguando sobre cómo mantener mi ropa y evitar al máximo el deterioro, a continuación los tips:

1. Quitar las manchas inmediatamente: Muchas veces cometemos el error de dejar que la mancha penetre el tejido, y luego es mucho más difícil o imposible sacarla; por lo que lo mejor es quitarla inmediatamente con un trapito húmedo o servilleta humedecida.

2. Ropa delicada: La ropa más delicada tiende a ser la primera en estropearse, esto en la mayoría de casos se debe a que se comete el error de echarla en la lavadora con el resto; las prendas más gruesas tienden a enredarse con las más delgadas y estirarlas o romperlas. Lo idóneo es lavar la ropa delicada por aparte.

3. Ropa negra: No sé si han notado que la ropa negra es la primera en decolorarse y ponerse “fea”, con un tono negro desteñido similar al gris. Una forma de evitarlo o al menos disminuirlo es lavando la ropa al revés, de adentro para afuera.

4. Secado: Uno de los grandes errores se comete al realizar el colgado de la ropa para secarla, ya que la ropa NO se debe colgar, pues esto provoca que se deforme, ni tampoco se debería secar en la secadora pues se encoje drásticamente. Lo que se debe de hacer es dejarla secar en un lugar plano.

5. Chao invierno: Cuando llega el verano es momento de guardar los abrigos y botas; sin embargo, hay que tener mucho cuidado al realizar este procedimiento. Los abrigos deben de guardarse totalmente limpios, en una bolsa plástica. Por otro lado, las botas deben de guardarse también en una bolsa y preferiblemente se deben de rellenar para que no pierdan la forma durante el verano.

6. Gamuza: La gamuza es uno de los textiles que se dañan con mayor facilidad. Uno de los grandes errores que se cometen es que cuando se moja se intenta limpiar húmeda, y esto no se debe hacer, hay que esperar hasta que este seca. La mejor forma de limpiarla es con un trapo seco y peinándola poco a poco.

Estos son sólo algunos de los consejos que pueden considerar si quieren que la ropa les dure mucho más, aunque hay que aclarar que es importante comprar ropa elaborada con buenos materiales desde un principio para que con el uso no pierda su estética.

Texto: Andrea Rojas Ulate

Fotografía: Maripaz Howell

Follow my blog with Bloglovin!