Tener la oportunidad de ver las películas que aún se proyectan en la sala de cine y en la comodidad de su casa, es un lujo que solo los millonarios del mundo se podrán dar.

Fred Rosen, ex presidente de Ticketmaster, quien está retirado y goza de sus ganancias, pensó que en casi todas las industrias hay marcas accesibles y otras exclusivas a las que solo algunos tienen acceso, ¿por qué no crear un servicio así para las películas?

De acuerdo con The New York Times, al lado de Dan Fellman, ex presidente de distribución de películas de Warner Bros, crearon Red Carpet Home Cinema una empresa que renta películas por 36 horas por un costo de entre $1,500 y $3,000 cada una.

“Es un servicio de lujo que proporciona acceso a nuevas películas cuando se lanzan”, se lee en la descripción de la plataforma.

Pero no basta con tener el dinero para la renta de la cinta, el servicio de lujo funciona como un club privado cuyo riguroso proceso exige que los miembros tengan una tarjeta de crédito con un límite de al menos $50,000.

Además, quienes son aceptados deben comprar un sistema contra la piratería cuyo costo es de $15,000.

Hasta ahora Red Carpet tiene contratos con Warner Bros, Paramount, Lionsgate, Annapurna, 20th Century Fox y Fox Searchlight de Disney, que en conjunto lanzan alrededor de 40 películas al año, muchas de ellas los éxitos del año.

Elnuevodía.com