Tener poco tiempo ya no es una excusa para conseguir un look perfecto por la mañana.

El tiempo es oro, pero a primera hora de la mañana cuando hay que arreglarse, contestar emails urgentes y llegar a la oficina puntualmente, el valor de cada minuto se multiplica. Por eso, hemos elaborado un manual de maquillaje express para poner en práctica ciertos trucos que pueden hacernos ganar tiempo sin sacrificar la rutina de belleza.

Primero, un cutis radiante
El primer paso es hidratar bien la piel, tomando en cuenta que las pieles grasas y mixtas necesitan un buen humectante, y las pieles secas una crema hidratante.

cutis

Disimular las imperfecciones
Utilizar una prebase ayuda a preservar el maquillaje durante todo el día. Puede mezclarse con la base para que el resultado sea más ligero. Además, pruebe con un corrector del mismo tono que su piel para cubrir las manchas e imperfecciones, y aplique un tono más claro para disimular los signos de cansancio alrededor de los ojos.

La base, siempre del centro hacia fuera
Según los expertos, hay que aplicar la base solo donde sea realmente necesario. Comience en el centro del rostro, en las mejillas, y después extiéndala despacio. Para lograr un efecto second skin use un fijador de maquillaje para que se asiente mejor y se funda con la piel.

base

Iluminador
Resulta que utilizar el iluminador antes de la base puede ser muy buena idea. ¿La razón? Logra levantar ópticamente las mejillas y da el efecto de unos pómulos más marcados.

Un poco de rubor
Puede elegir un tono rosado o melocotón y aplicarlo siguiendo el consejo de maquillistas con movimientos ascendentes y hacia fuera. La clave está en aplicar el rubor dejando que la brocha apenas roce el rostro.

Sacar partido a los ojos
El truco es aplicar la máscara desde la raíz hasta la punta, para alargar y engrosar al mismo tiempo, además puede utilizar un delineador en tono nude en la parte interna del párpado inferior para que sus ojos se vean más despiertos.

ojos

Cejas naturales
Se llevan gruesas y ultranaturales, se puede echar mano de una sombra de ojos del mismo color para perfilarlas un poco. Se hace siguiendo la forma natural de la ceja, empezando desde la esquina interior y siguiendo hacia fuera.

Redacción: María Fernanda Alfaro. Fotos: stock