María Eugenia Soler es una mujer emprendedora, cuya vocación por la moda le ha servido como fuente de inspiración para plasmar su propio estilo de vida en el blog Soler System.  El deseo potente de llegar a trabajar en una revista de moda evolucionó a la creación de un blog propio, el cual ahora está empapado de experiencias de vida de María Eugenia, fusionando temas de moda con estilo de vida.

Por Tamara Peterburg. Fotos: Juan Caliva.

Su esposo Roberto fue quien la impulsó a tomar el riesgo de abandonar un trabajo full time para invertir su tiempo en lo que era este nuevo reto. “Llevás mucho tiempo haciendo esto que te apasiona con la izquierda, imaginate si pusieras toda tu atención en tu blog”, le dijo Roberto a María Eugenia, motivándola a adueñarse de sus sueños.

Hoy en día, el blog es su propio negocio de tiempo completo, un verdadero éxito. María Eugenia Soler nos concedió el espacio para adentrarnos un poco en su vida de pareja y ese apoyo incondicional que la ayudó a llegar donde está.

¿Cuál fue el apoyo más valioso que recibiste de tu esposo al iniciar tu blog?

Mi esposo siempre ha creído en mí, y siempre ha disfrutado mucho ser parte del blog. Al principio como mi fotógrafo estrella, luego cuando trabajaba en marketing digital para una agencia fue quién me animó a dedicarme por completo al hobbie que luego se convirtió en el trabajo que más me apasionaba. Lloré del estrés de soltar la comodidad y seguridad de un trabajo estable, pero fue la mejor decisión de mi vida después de casarme con él y crear una familia juntos.

¿Cuál es la prinicipal cualidad que rescatas de tu pareja para sobrellevar los desafíos laborales?

Roberto es un soñador imparable, él cree en dedicar toda la atención, dedicación y pasión en lo que se ama. Para él nada es imposible si se lo propone. Siempre está proyectándose en lo que quiere llegar a ser y lograr, y esa actitud es muy contagiosa. Otra cualidad de Roberto es que es increíblemente resiliente y me ha enseñado a no “sweat the small stuff.” y a ver los problemas desde otra perspectiva.

¿Cómo ha sido mantener el crecimiento de tu blog en esta nueva etapa de la maternidad?

Admito que no siempre es fácil porque mi atención está en Emi la mayoría del tiempo, pero soy una persona muy estructurada, me organizo muy bien y con anticipación para crear el contenido que amo. También algo que me ha enseñado la maternidad es a ser más flexible (o camaleónica) y adaptarme a las circunstancias, ser más compasiva conmigo misma si no puedo publicar, responder, o crear contenido de manera tan inmediata, las cosas siempre salen, solo que a tiempos diferentes.

¿Qué es lo que más les apasiona de sus respectivas profesiones?

Creo que lo que a Roberto más le apasiona es ver construido un proyecto u obra que comenzó de cero, por ejemplo Qbo en Rohrmoser. Recuerdo cuando pasó por mí al trabajo un lunes en la tarde y fuimos a medir el lote con cinta métrica y comenzamos a imaginarnos y pelotear un proyecto como si fuera para nosotros mismos. Hoy, verlo terminado y habitado nos da tremenda satisfacción. Me encanta compartir contenido que sea útil de una forma más cercana y entretenida. Siempre soñé con trabajar en una revista de moda y ahora es como si tuviese mi propia revista. Por sobre todo, me encanta que puedo hacerlo desde donde sea y a la hora que sea siempre acompañada de mi familia.