Hola todos, ¡espero que estén muy bien! Hoy es miércoles, el día en el que ya usualmente empiezo a sentir y a desear que llegue el fin de semana. Por eso es que me gusta hacer algo especial y diferente que me saque de la rutina de la oficina. Hoy decidí venir a uno de mis lugares favoritos, un lugar que me llena de buena vibra y en el que siempre me encuentro con gente muy linda y que quiero mucho, y que además es un espacio que me llena de energía. Estoy en Saúl Bistro Escalante y me tomé un break del trabajo para venir a conocer parte de las nuevas incorporaciones a su menú que hoy les quiero enseñar.

Hoy probé dos platillos que me encantaron, pero tengo uno que definitivamente es mi favorito. Los que me conocen saben que me encanta el cerdo, podría comerlo todo el día, y uno de los platillos que probé es la gioia de pork belly, que tiene cerdo braceado, zanahoria, culantro, pepino, aderezo Hoisin y que tiene una textura y un sabor delicioso con detalles dulces en cada bocado. También probé el salmón sellado, mi nueva mejor opción para cuando me estoy cuidando porque es un platillo súper saludable y balanceado pero lleno de sabor. El balance nutricional es perfecto para los que están cuidando la dieta, con un alto porcentaje de proteína y vegetales pero sin llegar a ser un plato aburrido, todo lo contrario, las alcaparras y las naranjas le dan un sabor y una textura deliciosa. Cabe mencionar que estos platillos son el fruto de una colaboración entre el reconocido chef Sebastián La Rocca, un NSB Man que probablemente recuerden, y Saúl Bistro.

Además, hoy fue el día perfecto para probar estos platillos ya que estoy preparándome para la carrera del sábado; estoy bastante nerviosa pero también muy emocionada. Este sábado voy a estar corriendo 120 kilómetros, es mi primera carrera y ha sido un gran reto que jamás pensé que iba a lograr hacer. Me encanta probarme a mí misma y demostrarme que lo que yo pensaba que eran mis límites en realidad son barreras mentales que nosotros mismos nos ponemos. Yo les puedo contar que jamás me imaginé que iba a poder correr 120 km, ni en sueños me imaginé que iba a estar más de siete horas en una bicicleta, nunca pensé que iba a poder alcanzar ciertas metas físicas que he podido alcanzar con mi bici y estoy muy feliz y muy emocionada por lo que vaya a pasar el sábado. No soy una deportista élite, soy una persona normal que trabaja en un horario normal, bueno tal vez no es tan normal porque salgo siempre muy tarde de la oficina, pero soy una persona normal con una vida normal pero que ha decidido incorporar el deporte como un componente muy importante dentro de su vida. Ciertamente no voy a competir, la gran competencia es conmigo misma, con mis límites, y espero que todo salga muy bien.

Gracias a todos los que han estado pendientes, sigan nuestras redes durante todo el fin de semana para que se enteren de todo lo que vaya pasando, ¡les mando un abrazo muy fuerte y espero que vengan también a comer delicioso como yo en Saúl!

¡Besos!

Leo

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

Fotografía: Maripaz Howell