Les confieso que me costó mucho ponerle al ejercicio este año, después de un mes tan movido y complicado como el de Diciembre mi cuerpo decidió tomarse un descanso obligatorio y por más que la alarma seguía sonando a la misma hora todas las mañanas mi cuerpo decidía no responder. Enero es probablemente el mes en el que los gimnasios están más llenos, en el que la gente se compromete más con el deporte gracias a los bien conocidos propósitos de año nuevo, sin embargo ese no fue mi caso.

En esta última semana he decidido que el ejercicio es superior a cualquier cansancio acumulado o vagancia, y es que no entrenar genera un círculo vicioso en nuestra vida en el que cada vez nos sentimos más cansados, con menos energía y con menos ganas de hacer las cosas. Parece mentira pero el ejercicio y el cansancio causado por el mismo tienen un efecto importantísimo en el cuerpo, libera endorfinas, también conocidas popularmente como “hormonas de la felicidad”, hace que el metabolismo se acelere y que tengamos más energía para el resto de labores diarias, regula el sueño y también los procesos digestivos, y por si fuera poco hay teorías que ligan al ejercicio con la productividad y el éxito. Son muchos los beneficios, ¡¿y yo por vaga me los voy a perder?! ¡No señor! Esta semana decidí reactivarme, empecé de nuevo a entrenar con Marce en Interactive Fitness Center y ya tengo mi plan deportivo y alimenticio que estoy empezando a cumplir.

Definitivamente cuando uno quiere tomar en serio el entrenamiento, hay varias cosas esenciales que tomar en cuenta:

1- Entrenar de la mano de profesionales: En este caso yo tengo la suerte de poder tener una entrenadora personal, pero hay muchas opciones que se adaptan a varios presupuestos. Los gimnasios tienen entrenadores que realizan rutinas personalizadas y les dan seguimiento, a través de internet se pueden encontrar muchos programas gratuitos de entrenamiento, etc.

2- Complementar el ejercicio con una dieta balanceada: De nada funciona entrenar si no tenemos una dieta que acompañe la parte deportiva. Una buena dieta, más que el ejercicio, son los responsables de un cuerpo delgado y bien tonificado. Pero ojo, la palabra dieta no significa dejar de comer o restringirnos, yo por ejemplo como de TODO y varias veces al día. Nunca paso hambre y aunque no como muchas grasas ni dulces, hay por lo menos un día a la semana, usualmente el domingo, en el que me permito comer lo que a mí me de la gana, sin restricciones y sin culpa. Por ejemplo, los domingos suelo pedir una pizza gigante, algún postre para acompañarla y gaseosa. He descubierto que este tipo de metas a corto plazo me permiten mantener una dieta balanceada a largo plazo y evitar el efecto rebote.

3-Mantener una rutina: Esta parte es más importante de lo que muchos creen, hay gente que se matricula en un gimnasio y que va a la hora que puede, cuando puede, o cuando sus ocupaciones se lo permitan. Eso NO funciona, el ejercicio debe ser una prioridad y como tal debemos guardarle un espacio en nuestra agenda y respetarlo. Tener días y horas de entrenamiento facilita que nos comprometamos y que por supuesto veamos resultados más rápidamente.

4- Contar con el equipo deportivo necesario: Esta parte es otro esencial, tener la ropa y las tennis que nos permitan realizar entrenamientos de manera cómoda y evitando lesiones es muy importante. Además, seamos sinceros, cuando tenemos ropa deportiva bonita eso nos impulsa a comprometernos más y a entrenar con mayor frecuencia. Hoy por ejemplo les muestro parte de la nueva colección de NIKE. Esta lycra de talle alto es especial para tallar y moldear la pancita y tiene una tecnología única que hace que la piel respire y que el sudor no se pegue a la tela y no nos incomode. Me encantan los colores ácidos para entrenar y usualmente los combino con tonos básicos para crear un outfit sobrio y elegante. Por cierto, los zapatos merecen una nota aparte. ¿Vieron que patrones más chivas? Definitivamente la mejor combinación entre funcionalidad y estética. ¡Must have!

Espero que esta nota los haya impulsado a seguir entrenando, si es que ya lo están haciendo, y a ponerse las pilas si están de vagos como lo estaba yo. El ejercicio más que una vanidad o una moda es un estilo de vida que promueve un montón de cosas positivas en nuestra vida y que genera bienestar y felicidad.

¡Un beso a todos!

Leona

Fotografía y edición por Maripaz Howell

Follow my blog with Bloglovin!