Una vez más, la pasarela de arena blanca del Mercedes-Benz Fashion Week Guanacaste será el escenario de las mejores propuestas de moda de verano de los diseñadores costarricenses.

La plataforma de moda más relevante del país y de la región llevará a cabo esta sexta edición el próximo 28 de diciembre a las 8 p.m. en Hacienda Pinilla, en la paradisíaca playa de Tamarindo, Guanacaste.

Con el propósito de reinventarse y transformarse en una plataforma más dinámica y cuyo mensaje no se limite a la moda, para esta edición, el Mercedes-Benz Fashion Week Guanacaste ofrecerá un concepto nunca antes visto con una pasarela totalmente diferente con componentes de moda, música, gastronomía y ambiente, generando espacios diferentes a los que se han tenido hasta ahora.

“Para esta sexta edición tendremos un evento diferente al de todas las ediciones anteriores, donde toda la esencia del proyecto está cambiando para ofrecer una experiencia única que fusione la moda, la música y la mejor fiesta de fin de año, presentando a los mejores baluartes de la moda de verano en Costa Rica, a quienes este año les extendimos una invitación a participar y donde les rendiremos un tributo y celebraremos su esfuerzo, su dedicación y su visión”, expresó Leonora Jiménez, directora de Mercedes-Benz Fashion Week Guanacaste.

_DSC0992

_DSC0884

_DSC1230

_DSC1239

Las diseñadoras que participarán de esta sexta edición son quienes han participado la mayor cantidad de ediciones de Guanacaste y quienes han sido pioneras de la moda de verano en el país. Es por eso que la plataforma busca celebrar y rendir homenaje a su talento, creatividad y arte. Las cuatro diseñadoras seleccionados son:

Carmiña Romero: los mosaicos hidráulicos de la arquitectura icónica patrimonial de Costa Rica son la inspiración de cada colección de Carmiña Romero. Los procesos para la elaboración de estos estampados y el producto final son minuciosamente cuidados por la diseñadora desde su conceptualización, respaldados por una investigación histórica. Sus diseños en faldas, vestidos y blusas son clásicos, atemporales y ultrafemeninos. Su trabajo ha sido mostrado en semanas de la moda de Nueva York, Málaga y Montecarlo, entre otras.

Montserrat Dibango: diseñadora guanacasteca originaria de Sámara. El azul del mar, los cálidos colores de la playa y la flora y fauna de esta provincia, son la fuente de inspiración para sus diseños, los cuales crea desde su taller ubicado en Guanacaste. Dibango apuesta por prendas femeninas, vestidos, trajes de baño, bolsos y joyería, todas bajo un concepto de sostenibilidad y fabricadas con fibras naturales o sintéticas, a base de material reciclado. La diseñadora ha representado al país en eventos como la Semana de la Moda en Panamá.

María Lourdes Castro (Guayaberi): Guayaberi es una marca de vestidos de baño establecida en 2011 por María Lourdes Castro. Sus diseños son inspirados por la riqueza de colores y texturas encontrados en la naturaleza. Guayaberi ofrece un estilo versátil con prendas para día o noche, ciudad o playa. La diseñadora inyecta vida y frescura a sus colecciones con combinaciones de colores y estampados. Como parte de su compromiso social, la marca utiliza ciertos textiles reciclados provenientes de redes de pescador.

Melissa Kopper (Truko Swimwear): la marca crea piezas con voluumen, movimiento y gran caída que acentúan todos los tipos de cuerpo, predominan colores como el verde olivo y el amarillo mostaza. Su directora creativa encuentra inspiración en las playas, bosques y naturaleza de Costa Rica las cuales impregna en telas livianas para los días de verano que pueden ser utilizadas en la playa o en la ciudad. El lema de Costa Rica “made in Costa Rica with love” está siempre presente en sus diseños y creaciones.

Mercedes-Benz Fashion Week Guancaste contará con la declaratoria de interés cultural otorgada por la Presidencia de la República y el Ministerio de Cultura y el sello Marca País, otorgado por la Promotora de Comercio Exterior en el 2015. Asimismo con la declaratoria de “evento libre de plástico” y de carbono-neutralidad avalada por Carbonfund de New York y Co2 Balance de Londres.