El té de Matcha, originario de Japón, es la hoja entera del té verde que tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino y de color verde, que multiplica los beneficios del té verde.

El Matcha se ha vuelto muy popular en Occidente gracias a todas sus bondades antioxidantes y a que sube las defensas, reduce el estrés, el colesterol, y ayuda a combatir las células cancerígenas.

Un vaso de Matcha equivale a 10 vasos de té verde en valor nutricional, y con un poco de creatividad puede usarse en muchísimas recetas, como esta de pancakes deliciosos que les traemos hoy.

Ingredientes

1 y 1/2 tazas de harina para hornear sin gluten, o harina para todo uso.

2 cucharadas de polvo de Matcha japonés de alta calidad.

1 y 1/2 cucharadita de polvo para hornear.

2 huevos grandes (opcional).

2 cucharadas de jarabe de arroz integral, o azúcar de caña blanca granulada orgánica.

1 y 1/4 tazas de puré de bananos maduros.

1 cucharadita de extracto orgánico de vainilla.

1 taza de leche de almendras sin azúcar.

3/4 de taza de chispas de chocolate oscuro de alta calidad.

Spray antiadherente de aceite de coco.

Procedimiento

1. Batir la harina, el Matcha y el bicarbonato de sodio en un tazón grande. Poner los ingredientes secos a un lado.

2. En un tazón mediano aparte, mezclar los huevos (si se usan), el jarabe de arroz integral, los bananos, la vainilla y la leche de almendras. Agregar los ingredientes húmedos a los ingredientes secos, y batir suavemente para combinar. Usando una espátula de goma, doble las chispas de chocolate, la masa será espesa.

3. Caliente un sartén grande antiadherente a fuego medio y cubra la cacerola con aceite antiadherente en spray. Con 1/4 de taza de masa para cada panqueque, cocine de dos a tres panqueques a la vez. Vierta la masa en la sartén utilizando una taza o cucharón de medición.

4. Cocine los panqueques por aproximadamente dos minutos, hasta que los bordes exteriores se endurezcan y la parte inferior esté dorada. Voltee y cocine el otro lado hasta que esté dorado, por unos dos minutos más. Repita, haciendo panqueques con la masa restante.

¡Buen provecho!