Mascota Vineyards ha sido reconocida a nivel mundial como una de las mejores productoras de vino argentino. A partir de esta semana la bodega hace disponibles sus productos en territorio nacional.

Por Esteban G Villanueva. Fotos: Julián Garita.

 Ubicada al pie de la Cordillera de los Andes se encuentra la viña de La Mascota. Con un territorio de 100 hectáreas y un clima que varía en un amplio rango durante el día y la noche, esta combinación de factores ha favorecido para el cultivo de uvas de una calidad superior, que se traduce a vinos galardonados internacionalmente entre los mejores de la región.

El enólogo, Rodolfo “Opi” Sadler, es la cabeza y mente maestra detrás de los vinos de autor que ofrece la casa. En los eventos de lanzamiento tuvimos la oportunidad de conversar con él para realmente comprender cómo es el proceso de la autoría de un vino, qué los hace tan especiales y cómo realmente se logra apreciar el valor artístico que implica la creación de la bebida.

“Hacer un vino es como un arte, todos los artistas tienen diferentes técnicas y tienen diferentes obras, un vino es una obra”, expresó. “Opi”.

 

5L1A3899 copy

 

5L1A3920 copy

 

5L1A4078 copy

 

5L1A4032 copy

Para la creación del vino entran muchas manos y cabezas en el proceso. Desde los agricultores que manejan la tierra y los cultivos a quienes lo recogen, exprimen y eventualmente conservan. Si bien el proceso básico se mantiene, se siembra la uva, se cosecha, se exprime, fermenta, añeja y embotella, un cambio en el mismo podría afectar el resultado del producto final. De igual forma, en el caso de Mascota, que tiene vinos de autoría, el enólogo desde el inicio debe tener claro qué  resultado final desea. Cuáles notas, sabores o texturas desea, y de esa manera se determina cómo será el proceso de cultivo y procesamiento.

Rodolfo “Opi” Sadler es descendiente de enólogos, el vino siempre ha sido una parte esencial de su existencia. En su día a día, momentos familiares y espacios de celebración, siempre ha habido un buen vino. En Argentina, específicamente Mendoza, de donde es originario, el vino es parte de la cultura local y eso fue algo que siempre quiso demostrar.. Nos comentó que cada país tiene elementos o productos de los cuales se enorgullece, él quería hacer del vino un elemento de orgullo argentino. Combinando técnicas y sabores tradicionales ha diseñado sus presentaciones para que sean una reminiscencia de lo que es Argentina en su máximo esplendor.

Mascota va más allá que el solo producir y exportar vinos de alta calidad, de la mano del enólogo,  trabajan por hacer del vino un legado y un orgullo para la tierra Argentina. Es seguro decir que lo han logrado. Con exportaciones a más de 44 países, botella a botella, han logrado expandir la calidad y tacto argentino, presente en cada copa de su viñedo.

Para finalizar, como dato curioso, Rodolfo raramente escucha que le llamen por su nombre. “Opi “es esu sobrenombre de toda la vida . Nosotros queríamos conocer de dónde venía tan curiosa manera de presentarse, y la respuesta fue más dulce que el más dócil de los vinos. Opi es de descendencia Italiana con familia austriaca, por lo que el alemán era frecuentemente hablado en su hogar. Su abuelo, al cual le decían Opa, que en alemán significa abuelo, comenzó a decirle desde niño Opi de cariño. Opa y Opi. Claramente el apodo gustó y ahora es su llamado, único y dedicado. Tal cual es él con cada uno de sus vinos.

Los vinos de La Mascota estarán disponibles en los puntos de venta de Automercado así como las tiendas dentro del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

 

 

5L1A4190 copy