Durante esta semana les estaré mostrando algunos looks que incluyen prendas de diseñadores nacionales y que tuve la suerte de adquirir en el pop-up store oficial del Mercedes-Benz Fashion Week San José. De las cosas que más disfruto de un show de pasarelas es poder ver las nuevas propuestas de artistas nacionales e internacionales para después adaptarlas a mi vida diaria. De hecho, ese es el proceso orgánico que se debería seguir, aunque en Costa Rica aún no se viva la moda de esa manera. Las colecciones se presentan en las pasarelas para que los consumidores y los buyers puedan hacer sus pedidos y de esa manera revitalizar temporada tras temporada a la industria, al tiempo que se renueva el guardarropa y se apoya a los diseñadores. Ojalá que algún día el consumidor costarricense se meta en este estilo de red de consumo que no sólo es más consciente e inteligente sino que fomenta a la industria en muchos niveles, desde el diseñador emergente hasta el experimentado, el diseño internacional y las marcas comerciales.

Este look tan funky conjuga a dos de mis diseñadores favoritos de esta edición, cada uno distinto del otro pero con un punto en común: utilizar la cultura, el paisaje urbano y la identidad como punto de partida para generar sus propuestas. Marcelle Desanti nos sorprendió con una colección que se aleja mucho de lo que conocemos de ella y de su zona de comfort, con una paleta de color espectacularmente bien manejada. Su propuesta combinó a la perfección el diseño con la funcionalidad y logró proponer una colección conceptualmente sólida pero al mismo tiempo muy comercializable, todo dentro de un marco de una puesta en escena atrevida, diferente y consecuente con lo que vimos en la pasarela. Cada pieza se podía combinar de muchas maneras y un ejemplo es esta falda de lentejuelas que hoy estoy utilizando de manera casual combinada con una blusa de Plivertees. Este sábado pienso combinar de una manera muy distinta y utilizarla para una graduación.

Hablando de Plivertees, qué corazón y qué pasión la de Oliver Skinner, recuerdo que cuando lo propusimos para hacer una presentación especial en Fashion Week mucha gente levantó la ceja. Su producto es muy diferente, muy urbano, pero no por eso su propuesta deja de tener valor, todo lo contrario, darle un contenido tan redondo y tan sólido a una marca que se dedica en su gran mayoría a hacer e intervenir camisas, es un logro impresionante. Su propuesta durante Chapter One no solamente fue espectacular en cuanto a su puesta en escena, sino que también le dio la oportunidad de mostrar otros ángulos del diseñador, un espectáculo creativo que va mucho más allá de lo que a veces vemos y con una capacidad de hacer colaboraciones que reposicionan a su marca en niveles muy novedosos. En una nota aparte vale la pena mencionar el vídeo lanzado por Oliver durante Chapter One, una oda a un San José vibrante, hermoso y lleno de diversidad; para los que no lo han visto, pueden hacerlo aquí:

Les mando un abrazo a todos y les dejo el teléfono tanto de Marcelle como de Oliver por si quieren hacerles consultas o pedidos.

¡Un beso, mucha paz y mucha luz!

Leona

1

2

3

4

5

6

7

8

9

Fotografía: Maripaz Howell