La insatisfacción laboral está determinada muchas veces por malas relaciones con jefes y compañeros, un ambiente de poco desarrollo, inconformidad por no tener una buena remuneración, e incluso, por llevar los problemas de casa al trabajo y viceversa.

Las empresas deben ser capaces de crear buenas prácticas y políticas que promuevan la formación de una familia laboral; sin embargo, cada uno tiene su cuota de responsabilidad para ayudar a crear un buen clima y mejorar las relaciones, lo cual ayudará a sentirse mejor y aumentar la propia productividad.

Le damos unos prácticos consejos para lograr disfrutar de su trabajo:

1. Saque algo de tiempo por las mañanas antes de trabajar para dedicárselo a usted, lo cual le permitirá comenzar el día con mejores ánimos y una sonrisa. Puede ser desayunar con calma, salir a caminar temprano o meditar.

2. Cada día ingrese a su trabajo con la idea de que puede hacer algo nuevo, algo creativo y muy útil para los proyectos de la empresa.

3. La carga emocional de ir a trabajar puede disminuir si se logran buenas relaciones con los compañeros y un ambiente estimulante. La auto motivación es clave pero también debe trabajarse en colectivo.

4. Trabaje a un paso agradable, que le permita avanzar pero al mismo tiempo sea un ritmo que funcione para usted y le ayude a pasar el día con buena actitud.

5. Antes de empezar una nueva tarea, haga una pequeña pausa. Su mente necesita un momento para prepararse entre cada actividad, y el cuerpo también necesita estirarse y moverse. Puede salir a tomar aire, buscar una merienda saludable, o una taza de café fresco.

6. Sea conciente de lo que está haciendo, su finalidad y la cantidad de tiempo que debería tomarle cada tarea. Enfóquese, no vale le pena perderse en pensamientos que pueden llegar a bloquearlo.

7. Haga lo más importante primero. No malgaste energía con proyectos que no son tan trascendentes en el día a día; maximice su rendimiento y termine lo que empieza, postergar solamente causa angustias.

8. En su tiempo para el almuerzo, olvídese del trabajo. Procure disfrutar de un “break” mental y disfrute la comida, si lo hace en compañía de colegas y tienen conversaciones amenas, será mucho más sano.

9. Cuando sienta que no puede controlar el mal humor, trate de no desquitarse con un compañero y tampoco hable mal de un compañero frente a otro, crear un ambiente positivo es responsabilidad de todos.

10. Propóngase metas personales semanales, así podrá mantenerse motivado y se sentirá útil. Lo ideal es premiarse una vez que las haya completado.

11. Realice alguna actividad para revitalizarse después del trabajo. Puede ser ejercicio, baile o una buena caminata, lo ideal es moverse y botar la energía negativa acumulada durante el día.

12. Reconozca su propio esfuerzo y sienta gratitud por lo que es capaz de hacer.

En la actualidad muchas empresas han adoptado prácticas de recreación incluidas en políticas laborales, lo cual ha dado excelentes resultados, mejorando el clima y aumentando significativamente la productividad individual y colectiva.

Por ello, saque el mejor provecho a su empleo, identifique las cosas que despiertan su interés, que le apasionan y que aportan algo positivo a su vida, lo cual e permitirá crecer como persona y profesional. ¡Ánimo y disfrute su trabajo!

Salud180.com