Para mantener el cutis saludable, joven y suave es fundamental adoptar el hábito de eliminar las células muertas e impurezas, para ello existe una amplia variedad de mascarillas para la limpieza facial que se pueden elaborar a partir de ingredientes naturales.

Para realizar una limpieza facial no es necesario utilizar productos costosos, combinando algunos ingredientes naturales podemos obtener resultados satisfactorios.

Si bien en el mercado hay muchos productos con este mismo fin, los tratamientos caseros ofrecen resultados favorables por un bajo precio. De hecho, gracias a sus propiedades, son útiles para evitar arrugas, granitos y otras imperfecciones.

Limpiar correctamente nuestro rostro es fundamental para conservarlo suave y protegido. La limpieza facial es tan imprescindible como la hidratación, esta permite que la dermis “respire” y los poros no queden obstruidos.

La limpieza de cutis sirve para:

Regular la secreción de grasa de la cara.
Prevenir la obstrucción de los poros y, como consecuencia, la aparición de puntos negros y granitos.
Eliminar las células muertas.
Combatir los radicales libres que aceleran el envejecimiento.
Permitir una mayor penetración de la cremas y mascarillas.
Evitar infecciones por bacterias.
Lucir más joven y radiante.

Es importante tener en cuenta que la limpieza facial se debe realizar de forma regular. Lo ideal es hacer una sesión de limpieza profunda al mes y, adicionalmente, limpiezas superficiales 2 o 3 veces a la semana.

Les dejamos 6 mascarillas naturales para limpiar el cutis:

Antes de usar cualquiera de las mascarillas o tratamientos, es muy importante que sepamos cuál es nuestro tipo de piel. También es esencial lavar correctamente el rostro con agua tibia y jabón neutro. De esta forma quitaremos impurezas y residuos.

Nota: al secar, no frote, es mejor dar golpecitos suaves con la toalla para no irritar la zona.

1. Aceite de oliva
Está presente en la mayoría de los hogares y es muy eficaz para limpiar la piel profundamente. Remueva impurezas y deja el cutis suave y terso. El aceite de oliva es un maravilloso desmaquillante y un potente limpiador. No dude en usarlo todas las noches antes de dormir.

Aplíquelo con un algodón y haga movimientos circulares comenzando en la frente. Baje por la nariz, siga por las mejillas, continúe por el mentón y termine en el cuello.

Screen Shot 2019-12-03 at 12.12.52 PM
2. Mascarilla de clara de huevo y miel
Es una combinación increíble porque, además de limpiar la piel, evita las infecciones y deja el cutis muy terso. Lo mejor de todo es que contribuye a regular la producción excesiva de grasa, sobre todo en aquellos que tienen tendencia a padecer acné.

Ingredientes:

1 clara de huevo
1 cucharada de miel (15 gramos)
Preparación
En un recipiente coloque la clara de huevo (la yema déjela para alguna receta) y bata ligeramente.
Añada la miel y mezcle para obtener una crema homogénea.
Aplique en el rostro con movimientos circulares y deje actuar 15 minutos.
Pasado ese tiempo, enjuague con agua tibia.
Para terminar, aplique una crema hidratante suave.
3. Mascarilla de avena y leche

La avena es un exfoliante natural maravilloso y 100% natural. Al combinarlo con la leche aprovechará las bondades de este lácteo como humectante. Por lo tanto, en un mismo tratamiento eliminará las impurezas e hidratará la zona.

Ingredientes
3 cucharadas de avena (30 g)
3 cucharadas de leche (30 ml)
Preparación
En un recipiente coloque la avena y añada de a poco la leche.
Mezcle para formar una pasta.
Aplique en el rostro limpio y seco con masajes circulares, haciendo hincapié en la frente y en la nariz.
Retire con agua tibia.

Screen Shot 2019-12-03 at 12.18.45 PM
4. Mascarilla de arcilla verde y aceite de oliva
La arcilla verde se consigue en las casas naturistas y es muy buena para eliminar las impurezas de la piel. Mezclada con el aceite de oliva, que humecta, conseguimos un tratamiento integral y fácil de preparar.

Ingredientes
2 cucharadas de arcilla verde (20 g)
2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
Preparación:
En un recipiente coloque la arcilla verde.
Agregue el aceite de oliva y mezcle bien para formar una pasta.
Esparcir por el rostro después de bañarse y, tras 15 minutos, enjuagar con abundante agua tibia.
5. Mascarilla de yogur y miel
El yogur tiene propiedades similares a la leche pero lo bueno es que su consistencia es más adecuada para hacer una mascarilla. Si le añade miel a la receta conseguirá una piel limpia y fresca en unos minutos.

Ingredientes
1 yogur natural (125 g)
2 cucharadas de miel (50 gramos)
Preparación
Echar la miel en el pote de yogur y remover bien.
Aplicar la mezcla en el rostro y dejar que actúe 20 minutos.
Retirar con papel absorbente o agua tibia.

6. Mascarilla de pepino y yogur

Por supuesto, no podía faltar una receta para limpieza facial con pepino, ya que es uno de los elementos por excelencia en los salones de belleza. Junto al yogur forman una pareja increíble y con resultados desde la primera aplicación.

Ingredientes
½ pepino mediano o 1 pequeño.
½ yogur natural (62,5 g)

Preparación
Primero, pele el pepino y córtalo en rodajas.
A continuación, póngalo en el vaso de la batidora junto con el yogur y procese durante unos minutos.
Aplicar la mezcla sobre el rostro, tras haberlo lavado y secado.
Dejar actuar 20 minutos y retirar con agua tibia.
¿Nota su piel opaca y con imperfecciones? No dude en probar estas interesantes mascarillas para una limpieza facial profunda. Como lo ve, son muy económicas y fáciles de elaborar.