Nunca digas nunca. Estas son las prendas y accesorios que te harán cambiar de opinión, una vez más, la próxima temporada

Vogue

Marina Valera – “Nunca digas de este agua no beberé” o, dicho de otra manera, he aquí las prendas y accesorios de las que has renegado en el pasado y que ahora, gracias al poder de la moda, te harán replatearte muchas cosas acerca de tus creencias estéticas. Si algo nos ha demostrado la industria, temporada tras temporada, es que no hay nada demasiado feo ni demasiado raro: lo único que existe es el momento, el lugar y… las prescriptoras adecuadas. De la noche a la mañana, esa tendencia que creías que no era para ti (ni para nadie), se puede llegar a convertir en esa compra inconfesable. Pero, como nos gusta decir en la redacción de Vogue.es, “tenemos derecho a cambiar de opinión”. Y vaya que si lo tenemos.

Recurriendo a esas prendas y accesorios de dudosa estética, llamados a convertirse en verdaderos hits en lo que resta de año –seguramente alguna pieza necesitará llegar a 2020 para ser totalmente aceptada por la gran masa–, hemos recopilado las 6 tendencias ugly que llegarán (o se asentarán) en 2019. Comenzamos.

Las bermudas
No hablamos de las islas del Caribe aunque, como su nombre indica, son originarias de este territorio de ultramar que lleva su nombre –allí se consideran apropiadas dentro del ‘dress code’ de oficina masculino cuando son de calidad y se llevan con calcetines largos–. Después de las mallas de ciclista –gran tendencia ugly de 2018 que se convertirá en casi mainstream en 2019–, le toca el turno a las bermudas: esos pantalones cortos de silueta ancha que llegan a la altura de la rodilla.

Denostados entre las mujeres por resultar poco favorecedoras, los desfiles de primavera 2019 insisten en su vuelta: de algodón y de carácter vacacional como en Rejina Pyo; tipo sastre, nocturnas y satinadas como en Prada o acompañadas de un blazer haciendo las veces de “traje del verano” como en Roberto Cavalli, Matthew Adams Dolan, Maryam Nassir Zadeh y Tibi. Las vas a llevar, y lo sabes.

voguees_moda_tendencias_546733296_620x930

El estampado ‘tie-dye’
No hablamos de las interpretaciones sofisticadas que hicieron Attico, Loewe, Calvin Klein 205W39NYC y Michael Kors el pasado verano, sino más bien de las versiones más clásicas y noventeras del estampado tie-dye vistas en los desfiles de primavera 2019 de R13, Paco Rabanne, MSGM o Prabal Gurung. A pesar de que hay firmas como Prada, Stella McCartney o John Elliott que siguen apostando por su lado más elegante, la clásica camiseta desteñida a lo Acid House sigue siendo una de las prendas más temidas por las estetas. Si te estás replanteando hacerte con una a lo Justin Bieber, tranquila, no estás (del todo) sola: según Julia Hobbs, editora senior de moda y tendencias de Vogue International, el cantante vestido de calle con prendas tie-dye es uno de los iconos de estilo en los que nos inspiraremos la próxima primavera 2019.

voguees_moda_tendencias_74545037_620x930

Las sandalias de trekking o de estilo ortopédico
El pasado verano estuvimos en Japón y comprobamos de primera mano muchas cosas: como, por ejemplo, que la popularidad de las sandalias de trekking de la firma Teva –con calcetines incluidos– no ha hecho más que empezar. Después de las Birkenstock como ‘ugly sandals’ oficiales, le ha llegado el turno a todas esas sandalias de tiras utilitarias que, en muchos casos, han gozado de versiones tan sofisticadas como las de Chanel con tiras de velcro de primavera 2016 que ahora parecen haber resucitado. A medio camino entre el look de montaña estival –tan de moda en la industria– y el calzado de verano un poco ortopédico, también encontramos las chunky sandals con suelas híper gruesas vistas en Jil Sander y Salvatore Ferragamo –tipo thong y en clave asiática– o en Versace –con las tiras de velcro ya mencionadas–. Nos disgustarán tanto, tantísimo, que solo nos las compraremos cuando las lleve todo el mundo.

voguees_moda_tendencias_167512331_620x930

Las gafas de sol de ciclista (o de esquí)
El ciclismo es el otro deporte que promete dividir al mundo en dos. Si las mallas de ciclista ya eran una tendencia cuestionable que, gracias a las editoras de moda y a sus estilismos, se ha convertido en una realidad, ahora llega otra moda que no veíamos venir: las gafas de sol de ciclista. Con su silueta aerodinámica y sus lentes con efecto espejo, a priori difíciles de combinar con prendas de calle, parecía poco probable que estos diseños deportivos se convirtieran en algo más que una anécdota de pasarela o de editorial de revista. Kim Kardashian, Kylie Jenner y Bella Hadid ya las llevaron el pasado verano como buenas ‘trend setters’ junto con Veronika Heilbrunner y los desfiles de primavera 2018 de Stella McCartney, Acne Studios y Vetements le daban el visto bueno. Mientras que los desfiles de primavera 2019 de Nicopanda, Stella McCartney, Courreges, Roberto Cavalli, 3.1 Phillip Lim, MSGM, Alexander Wang y Each x Other vaticinan su continuidad, otras firmas como Gucci, Loewe, Marques’Almeida o Rick Owens se inclinan también por las lentes XL –también llamadas shield sunglasses– que recuerdan a las de los deportes de nieve como el snowboard o el esquí. Si buscas inspiración, atenta al Instagram de la prescriptora serbia Katarina Petrovic (en la imagen).

voguees_moda_tendencias_181032998_620x413

El gorro de pescador
Pronosticamos su llegada en 2017 pero fue en 2018, y con la llegada del buen tiempo, cuando los gorros de pescador o ‘bucket hats’ alcanzaron un estatus más que interesante: copaban todo nuestro feed de Instagram pero resultaba complicado atisbarlos en la calle. De ahí que pensemos que 2019 podría ser su año. La redactora Liana Satenstein de Vogue.com ya lo pronosticó haciendo referencia a “la venganza de los nerds” de las colecciones masculinas de 2018: una revancha que incluye riñoneras, estampados tie-dye, bermudas y el ya mencionado sombrero –¿casualidad?–. La tendencia menocore asociada al práctico armario materno (y al look de Diane Keaton), la resurrección del hip hop en la industria por firmas como Gucci, Miu Miu y Marc Jacobs o la inspiración paródica del turista que dio lugar a las Birkenstock son también posibles orígenes del auge de este accesorio no muy querido por todos.

voguees_moda_tendencias_962472591_620x930

El chaleco multibolsillos
Es más que probable que acabemos llevando chalecos largos de estilo sastrería como los que hemos visto en los desfiles de Proenza Schouler, Tibi o Eckhaus Latta e, incluso, los de cuero –ya sean moteros o de aires hippies– de Alexander Wang y Louis Vuitton. Pero, en términos ugly, hablamos de chalecos multibolsillos de inspiración militar como los de Anna Sui y Sacai –sin olvidar el vestido de Marine Serre–. Después del auge del trekking y el ciclismo, y el vestuario de montaña en general –los pantalones cargo están intimamente ligados a esta tendencia–, es imposible no pensar en la vestimenta clásica de un pescador experimentado. Las bermudas, el ‘bucket hat’ y las sandalias utilitarias anteriormente mencionadas harían el look completo.

voguees_moda_tendencias_735570649_620x930