Históricamente la gastronomía es uno de los pivotes de la socialización y permite que de vez en cuando las personas se reúnan para compartir buenos momentos.

#THEREPORTCARD por Esteban G Villanueva
@estebangvillanueva

En los últimos años, una nueva tendencia en el consumo gastronómico se ha posicionado y prevé ser no sólo un apoyo al modelo de negocio local sino también al medio ambiente.

Slowcal, acrónimo de slow y local, implica una forma de consumo en donde se disfruta la gastronomía alejada de las cadenas de comida (fast food) y en restaurantes, bistros o espacios de negocios locales.

Existen dos principales beneficios de adoptar este estilo de consumo, en donde muchas veces los platillos adquiridos de esta manera representan figuras más saludables para el consumidor, y de igual forma permite una reactivación de la economía local a través de una inversión en negocios regionales.

El Mestizo, El Jardín de Lolita, Ravi y demás ofertas de Barrio Escalante ofrecen espacios concentrados, donde se puede aplicar esta tendencia ideal para disfrutar de gastronomía variada este fin de semana.

jay-wennington-N_Y88TWmGwA-unsplash