La piel con cada década que pasa requiere de cuidados específicos, como usar bloqueador solar y tener una rutina diaria de cuidados.

Por Fiorella Ruiz.

A todas nos gusta sentir nuestra piel suave y con la menor cantidad de imperfecciones posibles, es por eso que debemos prepararla para que con el paso de los años los efectos de la edad no sean tan evidentes.

Nuestras obligaciones

Para una piel de impacto es muy importante comenzar con pequeñas acciones, y es que la firmeza de la piel se pierde con el paso de los años debido a la pérdida de colágeno.

1- Lo primero que debemos tomar en cuenta es la hidratación y el tipo de alimentación que tenemos para apoyar la generación de colágeno y elasticidad. Lo ideal es que un nutricionista nos oriente con una dieta balanceada, tomar agua, vitaminas y antioxidantes.

2- Las limpiezas faciales y mantenimiento para que nuestra piel esté firme con el paso del tiempo tienen que estar presente en nuestra agenda. Esto es básico para removerlas células muertas y conservar mayor luminosidad, elasticidad y una agradable textura.

3- El sol puede ser el enemigo número uno, y es que los dermatólogos explican que deteriora la piel y la hace perder la elasticidad. Se recomienda usar bloqueador solar diariamente aunque los días están nublados, en cara, cuello y orejas.

4- Reconocer nuestro tipo de piel es importante para determinar el uso de productos especializados como hidratantes y tratamientos específicos para las necesidades que tengamos.

5- Los hábitos básicos: desmaquillarnos, utilizar mascarillas que estimulen y refresquen nuestra piel. A partir de los 25 años es importante cuidar el contorno de los ojos, a partir de los 30 es básico comenzar con tratamientos anti edad, y de los 40 en adelante se recomienda usar productos anti manchas para ir equilibrando el tono de la piel.