Posiblemente la parte más confusa de una alimentación saludable sea ingerir los suplementos adecuados pues agregar un nuevo suplemento o vitamina al régimen alimenticio requiere mucho más que simplemente ir a una tienda de renombre o una macrobiótica, y obtener lo primero que se encuentra en el estante.

Por supuesto, la mejor forma de saber qué nos conviene más es hablar con nuestro médico de cabecera, quien probablemente realizará un análisis de sangre para ver cuáles nutrientes nos hacen falta. Pero en general, hay tres grandes vitaminas que las mujeres deberían consumir: calcio, vitamina D y hierro.

¿Por qué esos tres suplementos particulares para mujeres? La vitamina D ayuda a la absorción de calcio, y también desempeña un papel crucial en el cerebro y la salud reproductiva. El calcio mantiene los huesos fuertes y ayuda a mantener la tiroides, que es responsable de regular el ciclo menstrual.

En cuanto al hierro, durante la menstruación a menudo se tiene menos hierro, el tercer elemento crucial de la lista. El hierro proporciona energía y ayuda a la sangre a transportar oxígeno por todo el cuerpo. Si usted es vegana o vegetariana, debe ser especialmente consciente de que está obteniendo suficiente hierro, ya que este mineral es más difícil de obtener de fuentes vegetales.

Idealmente deberíamos poder obtener todos los nutrientes que necesitamos de los alimentos, pero comer una amplia variedad de alimentos saludables es más fácil de decir que de hacer. Aunque en general hay que esforzarse todos los días para tener una dieta balanceada, las mujeres debemos además tomar un multivitamínico diariamente para asegurarnos de recibir toda la gama de macro y micro nutrientes. Si aun no están convencidas, considérenlo su póliza de seguro nutricional.

Well and Good.