Originada en los años 40 y con un reprise durante la época de los 80 y de los 90, la silueta masculina era la tendencia a seguir. Hoy en día, en las más recientes pasarelas, percibimos como poco a poco vuelve al foco de la moda moderna. 

Por Esteban G Villanueva 

La moda es cíclica. Es por eso, que guardar algunas piezas del armario de nuestros padres siempre es una buena idea. En unos diez o quince años, volverán a ser tendencia. 

Dicho eso, vemos el caso de estudio de la silueta masculina. Esta estética o tendencia consiste en el uso de la figura clásica masculina como referencia de diseño y styling. Fuertes líneas, cortes amplios y en general estructura son partes claves de cómo se representa. 

En las más recientes pasarelas de las distintas semanas de la moda hemos logrado ver cómo algunos diseñadores toman esta inspiración y la llevan a pasarela. Christian Dior, Toga, Coperni y Margaret Howell son solamente algunos de los que han decidido por esta línea estética y son los que de nuevo están logrando posicionar la tendencia en el mapa. 

A través de una reminiscencia de los clásicos trajes ejecutivos, las camisas blancas y las hombreras cada diseñador ha dado su propio giro a lo que sería una de las nuevas estéticas para el 2020. 

Margaret Howell propone una reimaginación literal del atuendo diario de un ejecutivo, donde al combinarlo con la figura de las modelos en pasarela, logramos un balance ideal entre fuerza y feminidad. Toga decide ir más allá y literalmente hacer de un saco de hombre el atuendo de mujer. Finalmente, Coperni opta por una aplicación femenina en una silueta clásica masculina. 

Tal como ellos, muchos otros (incluido Versace, Prada, Christian Dior, etc) hacen suyas las piezas en su propia interpretación de la soon to be tendencia. 

En fin, nosotros quedamos listos y deseando más y, definitivamente, buscando los sacos de hombros anchos para sacarlos a relucir en los próximos meses.

 

13