Existe una sinergia entre una marca de alta moda como Carolina Herrera y un deporte de alto calibre como la equitación. En la rigurosidad, el detalle y la técnica manual que implica la creación de los accesorios e implementos de los jinetes, encontramos el Leather Atelier de Herrera, ubicado en tierras españolas.

Por Esteban G Villanueva. Fotos:Tomás Barquero.

Por su parte, La Doma es una técnica o metodología mediante la cual el caballo es entrenado utilizando rigurosas y repetitivas técnicas que permiten un desarrollo ecuestre en armonía, balance y elegancia con su maestro, logrando así un binomio perfecto. La rigurosidad de la técnica, así como la gracia del animal, fue algo que encantó hace muchos años a una joven Carolina Herrera y de esa pasión nace la Doma Insignia Bag.

El bolso toma estos dos puntos para su conceptualización. De carácter deportivo, su inspiración es tomada de la estética ecuestre que se deja ver en sus detalles y la elección de las exclusivas pieles.

La construcción, impecable por dentro y por fuera, se basa en la habilidad de los maestros artesanos del cuero.

La pieza pertenece a la colección insignia y traslada el concepto iconográfico de sus insignias a la solapa del bolso. Disciplina, equilibrio y elegancia hacen del Doma Insignia Bag un caballo ganador y nuestro favorito para las apuestas.