Muchos profesionales acumulan estrés laboral porque vuelven el lunes a la oficina sin haber desconectado de la rutina laboral durante el fin de semana.

No es una buena filosofía de vida la de empezar el lunes deseando que sea viernes, al igual que tampoco es saludable no aprovechar el tiempo libre. El descanso es sinónimo de salud. Las personas no somos máquinas, necesitamos reactivar nuestra energía a través del sano equilibrio entre trabajo y tiempo de relax.

¿Cómo desconectar del trabajo durante el fin de semana?

1. En primer lugar, es recomendable apagar el teléfono móvil durante buena parte del sábado. Desconectar de las tecnologías también ayuda a marcar distancia respecto del plano tecnológico, que es tan frecuente en horario de oficina.

2. Las excursiones al aire libre y los paseos por zonas verdes de la ciudad son una buena fórmula de entretenimiento para recargar las pilas.

3. Uno de los mayores placeres del sábado es el de levantarse más tarde y empezar el día sin el sonido incómodo del despertador. El sábado es el día de las excepciones, si le apetece regálese una siesta sin sentir que tiene la obligación de ser productivo todo el tiempo.

4. Muchas personas se sienten un tanto incómodas con la tristeza del domingo por la tarde, experimentan apatía al finalizar el fin de semana ante la perspectiva del lunes que llega cargado con nuevas obligaciones y compromisos laborales.

Cambie el chip y disfrute del domingo con alegría, invierta tiempo para usted.

5. Comparta su fin de semana con aquellas personas con las que de verdad le gusta estar. Intente optimizar sus prioridades para sacar el mayor partido posible al tiempo libre.

6. Uno de los planes preferidos de muchos espectadores durante el fin de semana es ir al cine para ver un estreno. El cine es cultura, por tanto, además de un medio de entretenimiento también alimenta la mente del espectador con nuevas historias descritas en el universo de la ficción.

Durante el viernes por la tarde, también puede ir a la biblioteca para tomar algunos libros en préstamo para tener material de lectura para el fin de semana.

7. Disfrute de la televisión con medida, no convierta esta opción en el entretenimiento dominante durante su tiempo libre.

Escuchar música, escribir en un diario, cuidar las plantas, hacer cambios en la decoración de la casa y cocinar alguna receta especial son otras rutinas sencillas que pueden ayudarle a desconectar del trabajo.

8. Haga espacio para la pereza puesto que es una buena fórmula para compensar el esfuerzo de las obligaciones semanales. Durante la semana, es posible que en algunos momentos sienta el peso del deber.

Evite planificar su agenda del fin de semana con la misma exigencia de su tiempo laboral.

9. Antes de que llegue el fin de semana, marque dos objetivos que le gustaría cumplir. Uno de ellos, puede ser desconectar de la rutina y descansar. ¿Qué va a hacer para conseguirlo?

10. Puede visualizar en su mente cómo le gustaría que fuese su fin de semana ideal. Le servirá de inspiración para planificar y vivirlo en la realidad.

efeblog.com