Instagram es una aplicación tan completa pero a la vez tan compleja que hay que tener “ases bajo las mangas” para maximizar su uso. Sin duda genera un enorme impacto como entretenimiento, medio de comunicación e incluso en los negocios, ya sea que use la aplicación para su cuenta personal o para su marca o servicios, estas son algunas consideraciones a tomar si quiere estar en el top of mind de sus seguidores.

Redacción: Mariana Bonilla.

Los algoritmos instaurados en el 2016, son los culpables de determinar la relevancia de cada cuenta en el perfil de los demás usuarios. Por eso es recomendable informarse cada año sobre cuales son esos nuevos cambios que podrían bajar el nivel de las cuentas. Entender este fenómeno hará que dejemos de invertir en las distintas herramientas que tiene Instagram, para conseguir clientes.

Estos son cuatro puntos a manejar de los nuevos algoritmos de Instagram este 2019:

1. Menos hashtags en el pie de foto, pero no en los comentarios: la recomendación es utilizar máximo cinco hashtags para que Instagram no identifique la publicación como un bot (programa informático pre programado para hacer tareas repetitivas) y así mismo, es importante utilizarlos con contenido que vaya de la mano con el perfil.

2. Regularidad de publicaciones: siempre predomina la consistencia, claro tomando en cuenta en que menos, es más. Instagram penaliza cuando un usuario pasa bastante tiempo sin publicar nada o cuando publica más de la cuenta, por lo que debe haber un balance entre ambos lados.

3. Postear en la hora más viable: publicar a las horas en donde los usuarios se conectan con mayor frecuencia es indispensable para alcanzar un alto rendimiento. Los usuarios de las cuentas business tienen la opción de fijarse en la audiencia, las horas y los días con el que podrían subir una foto y así tener un mayor alcance.

4. Historias de Instagram: estas sirven para que los seguidores valoren el trabajo con mayor inmediatez. Este algoritmo determina cuáles historias se muestran a unos usuarios con prioridad y a cuáles no. Este depende de cuáles cuentas son las que buscamos, con cuáles hablamos por mensajes privados y cuáles conocemos en la vida real. Cuanto más tiempo se visualizan, más personas están interesadas, y esto hace que Instagram le de prioridad en las cuentas de nuestros seguidores.

Aunque se haga el intento de postear a una buena hora, utilizar hashtags o subir historias, solamente el contenido de calidad hará que capte la atención de los seguidores. Para ello hay que hacernos algunas preguntas ¿Para qué y para quién estoy publicando? La interacción en esta red social es sumamente importante, si aportamos más de lo común, los seguidores serán más atraídos por el contenido.

Las herramientas de estadísticas de las cuentas de empresas son primordiales para entender el comportamiento del perfil y la audiencia. Esta mide cuántas personas nuevas consiguen ver nuestro contenido, cuál ha sido el alcance de tu última publicación por semana, de dónde provienen la mayoría de los usuarios que nos siguen y muchos datos más. Si existe una mezcla de cada uno de los factores anteriores, indudablemente nuestras cuentas van a empezar a generar mayor demanda.