Es más fácil seguir una dieta saludable cuando se utilizan estos consejos para planificar una comida saludable y rápida.

Parece que existen dos extremos a la hora de planificar comidas. Existen aquellas personas que nunca planifican y prefieren “esperar y ver” lo que les apetece comer. En el otro extremo, existen aquellas para quienes planificar una comida es parte de la rutina.

En algún lugar entre estos dos extremos se encuentra una planificación saludable de comidas que no tiene que ser estresante o demorada. Entonces, si su idea de planificar comidas significa escoger entre agregar peperoni o salchicha a su pizza, estos son algunos consejos que le pueden ayudar.

Mantenga una colección de recetas rápidas y saludables al alcance. Las recetas rápidas y saludables son fáciles de encontrar en libros de cocina, en revistas o en internet. Cuando tenga una docena para escoger, puede usarlas alternándolas y de esta forma la cena no será muy repetitiva.

Siempre tenga alimentos básicos al alcance. Mantenga vegetales, frutas y mariscos en el congelador. Además mantenga la alacena repleta de granos enteros, frijoles enlatados, atún y tomates enlatados, caldo de vegetales o pollo, especias y hierbas. Con estos alimentos a la mano, puede preparar una sopa saludable, una pasta o un curry en muy poco tiempo.

Busque productos convenientes que pueda usar. Los vegetales congelados pueden sustituir a los frescos, además, las ensaladas prelavadas y precortadas pueden ahorrarle tiempo. Un pollo entero cocinado o carnes sazonadas y listas del supermercado pueden ahorrarle mucho tiempo también.

Prepare los ingredientes una vez y cocine para varios días. Si una receta requiere la mitad de una cebolla o pimiento, no se detenga. Corte más vegetales y los puede utilizar al día siguiente. Si está preparando carne de pavo para una pasta, cocine carne extra y puede preparar tacos o pimientos rellenos al día siguiente. Puede cocinar arroz integral o quinua extra y congelar la mitad para otro día. Los granos permanecen húmedos y son fáciles de recalentar.

Compre comidas completas en un plato. La combinación de la proteína, los vegetales y los almidones en un solo plato, es una opción saludable y equilibrada; además tendrá menos ollas y platos que lavar.

Si es lo suficientemente organizado y planifica las comidas por adelantado, simplificará su vida. Una vez que escoja las recetas, puede hacer las compras de la semana. Cuando seleccione los menús y tenga los ingredientes a la mano, la batalla de planificar las comidas estará prácticamente ganada.

Discovergoodnutrition.com