¡Hola a todos! Ya terminó Paris Fashion Week, y así oficialmente le damos cierre al Fashion Month. Han sido cuatro semanas increíbles en las que he visto shows espectaculares, conocido a muy lindas personas, y aprendido mucho tanto de la experiencia como de mí misma. También ha sido un mes agotador, viajas a cuatro países distintos, correr de show a show todos los días, prácticamente no dormir por la cantidad de trabajo que hay, es muy cansado, pero por supuesto que vale la pena.

Ayer cerré el Fashion Month de la mejor manera posible, yendo al show de Chanel. Cada temporada este es el show que todos esperan, tanto por la ropa y accesorios de una de las marcas más respetadas a nivel mundial, como por los espectaculares sets que Karl Lagerfeld envía a hacer para cada show. En esta ocasión la escenografía fue un acantilado con cascadas incluidas e incluso cuevas de donde salían las modelos, todo un espectáculo sobre el cual les voy a contar más pronto.

Para esta ocasión Chanel ofreció vestirme, así que decidí usar un look en el que mezclara piezas de la marca con otras mías y así lograr un outfit en el que se mezclara mi estilo propio con el ADN de la marca. Usé unos pantalones de látex y una blusa de cuello tortuga, en colores neutros, y los combiné con un abrigo de tweed Chanel en blanco, una pieza clásica pero muy moderna. Para los accesorios decidí seguir en la misma escala de colores, unos tacones de puntos blancos y negros, unos lentes oscuros clásicos, y un bucket bag de Chanel en beige y con su característica cadena entrelazada con cuero, timeless. Eso es algo que me encanta de Chanel, sus piezas son tan atemporales que las puedes mezclar de tantas maneras y con tantos estilos que siempre se verán bien.

Los dejo para seguir disfrutando mi primer día libre en París, eso no se puede desaprovechar.

¡Besos!

Leo

_AL_7228

_AL_7316

_AL_7328

_AL_7354

_AL_7365

_AL_7387

_AL_7414

_AL_7440

_AL_7443

_AL_7465

_AL_7471

Fotografía: Juan Calivá