Hoy fue el show de Chanel para otoño – invierno 2019, la última colección de Karl Lagerfeld. Después de su muerte hace dos semana, este show se convirtió en el más esperado de la temporada, mas de lo que ya siempre lo es. Al llegar al Grand Palais los invitados se tranportaban a las montañas de Bavaria, Alemania, con un chalet incluido, llamado ‘Chalet Gardenia’

Una a una las modelos salieron del chalet y se agruparon sin música de fondo, donde luego se dio un minuto de silencio por Karl, quien fue su director creativo desde 1983, año en el que revivió a Chanel, una casa de modas que en ese momento estaba en decadencia, y que hoy en día es probablemente la más icónica de todas.

El show inició con Cara Delevingne, una de las musas de Lagerfeld, quien volvió a las pasarelas pare rendir tributo a Karl. Su look fue el primero de varios juegos de pantalón y abrigos de invierno en tweed, versiones modernas e impecables de los trajes Chanel. Diferentes combinaciones en tweed, suéters nórdicos, y looks monocromáticos en camel, continuaron la colección.

Una de las secciones más fuertes fue en la que varios looks en colores fuertes, eléctricos, y en varios casos monocromáticos, causaron un fuerte contraste con el set cubierto de nieve. Estos looks iban combinados con bolsos tipo kanguro que desde ya son objeto del deseo de muchos. A continuación, varios atuendos en blanco y negro, la clásica combinación Chanel, en los que había capas, cuero, piel falsa, lentejuelas y lazos, deleitaron a las chicas Chanel.

Para terminar hubo un desfile de outfits en blanco de pies a cabeza, desde trajes de pantalón escotados y con cadenas a la cadera, hasta los últimos vestidos con faldas en piel falsa, que hacían que las modelos parecieran copos de nieve. Las tres últimas salidas estuvieron a cargo de las más recientes musas de Lagerfeld, las modelos Kaia Gerber y Luna Bijl, y la actriz española Penélope Cruz, quien caminó con una rosa blanca en la mano como homenaje a Karl.

En la última salida a la pasarela, algunas modelos no pudieron evitar las lágrimas, sobre todo Mariacarla Boscono, quien conmovió tanto a los asistentes al show como a los muchos que lo vieron a través de redes sociales. Virginie Viard, quien era la mano derecha de Karl Lagerfeld, salió a saludar al público por primera vez como la nueva directora creativa de Chanel, en medio de la ovación de pie para Karl.

Definitivamente este fue uno de esos shows que pasarán a la historia y que van a mantener un lugar especial en el corazón de muchos. Una colección impecable, de las más fuertes de Lagerfeld, y el inicio de una nueva era.

Por Carlos Chavarría

1

2

3

4

5

6

7

8