¡Hola a todos! Espero que estén muy bien. Como ya les he dicho antes, un pop de color es una de las maneras más sencillas e interesantes de inyectarle un poco de vida a nuestros looks, y los bolsos son el accesorios ideal para lograr esto. Atrás quedaron los días en los que el bolso debía ser negro o café y combinar por completo con los colores de la ropa que estamos usando, ahora más bien podemos ver como en las pasarelas y editoriales de moda es común que los estilistas uses bolsos en colores que contrasten con el resto del look.

Si son seguidores de Not So Blonde, saben que esta es una técnica que uso mucho y que me encanta. Hoy les quiero mostrar un bolso que conseguí hace poco en Vélez y que es perfecto para hacer este styling trick. Este bolso tiene el tamaño ideal para el día a día, ya que no es demasiado grande ni demasiado pequeño, es lo suficientemente cómodo para poder llevar conmigo todo lo que necesito durante el día. Y lo más importante, su color, un tono entre naranja y rosa ideal para los días de verano, o para calentar un poco el invierno. Se ve increíble con un total look en negro o en blanco, o combinado con otros tonos que lo complementen.

Así que ya saben, si al vestirse sienten que les falta algo y no saben qué es, si quieren llevar sus looks al siguiente nivel, pueden jugar con los bolsos y utilizar opciones en colore fuertes y brillantes, definitivamente las sacará del grupo de personas que se van por lo seguro y llamarán la atención por todas las razones correctas.

Besos,

Leo

_PAZ4186-Edit copy

_PAZ4190-Edit copy

Fotografía: Maripaz Howell