Se dice que las niñas buenas siempre prefieren a los chicos malos, pues hay uno nuevo en la ciudad que definitivamente viene a robarte el corazón.

Por Esteban G Villanueva.
@estebangvillanueva

Carolina Herrera, por años, se ha caracterizado por sus fragancias que logran el balance perfecto entre el empoderamiento femenino y la delicadeza de su tacto. Ahora, la eterna niña buena comienza un amorío con el nuevo chico recién llegado al escenario. Uno que promete poner su mundo de cabeza y enseñarle lo mejor de ser malo.

Con una dualidad oriental aromática, la nueva fragancia masculina apuesta por los opuestos que se atraen y combina la luminosidad de la salvia, la bergamota verde y la pimienta, con la oscuridad sensual del haba tonka, el cacao y la madera de ámbar, logrando captar las luces y las sombras de la naturaleza del hombre actual.

Se apropia del rayo como su símbolo, mediante el cual expresa heroísmo y fuerza, y lo convierte en una alegoría de su personalidad: impredecible, insólito, atrayente y único. Con la rapidez de un rayo seduce y cautiva a quien desea, antes de que siquiera puedan parpadear.

Bad Boy celebra al hombre no convencional, es aquel que toma riesgos y que se guía por lo que su corazón dicta.

 

 

HyperFocal: 0