Al hacerse imperativo para los influencers, emprendedores y las marcas conocer sobre el uso correcto de imágenes en sus blogs, sitios web, e-commerce y campañas de marketing de manera legal.

María Fernanda Alfaro

Para entender la importancia sobre el Derecho de Imagen, es necesario primero saber que es un derecho fundamental reconocido por la Constitución que permite proteger la proyección pública de la imagen personal y así evitar usos no deseados de la misma.

Tal como lo explica, Milena Picado, asociada de la firma de abogados Dentons Muñoz, sobre una imagen, fotografía o video, hay usualmente dos derechos: la persona que es retratada tiene el derecho de imagen y la persona que captura la imagen tiene derechos de autor. Esos derechos pueden ser cedidos a otras personas mediante contratos, por ejemplo, en una campaña publicitaria, la modelo puede ceder su imagen permitiendo que se utilice solo en redes sociales y el fotógrafo, puede ceder el derecho de autor a la agencia que produjo los avisos.

Paso 1:
Según Picado, en primer lugar, los emprendedores deben tener conciencia que tanto la marca como la imagen, son activos que tienen valor comercial y que forman parte de su patrimonio.

“Teniendo en cuenta eso, se recomienda negociar y firmar contratos que indiquen quien, cómo, en qué lugar y en qué medios pueden utilizarse las mismas y el precio a pagar por ese uso o cesión”, comentó la experta.

En la práctica, y con el mismo ejemplo de una campaña publicitaria, el dueño de la imagen tiene derecho a restringir el territorio y los medios en que la misma puede utilizarse y también reservarse el derecho de aprobar previamente las imágenes que se publicarán, entre otros.

Las empresas que quieren utilizar las imágenes requieren firmar un contrato con el titular de la imagen y también con el autor de esta. Debe establecerse claramente cómo y dónde pueden utilizarse las imágenes, el precio a pagar por ellas, y también incluir la cesión de los derechos de autor, si correspondiera.

Derechos de imagen

Paso 2:
Tener el símbolo Copyright como regla general, debe requerirse autorización del autor para utilizar las obras. Esa autorización, se llama licencia y puede ser de diversas clases. Por ejemplo, la que utiliza el símbolo © indica que esa obra es de un autor especifico y que esa persona o empresa es quien tiene los derechos, por lo que es la única que puede autorizar el uso.

Entonces, es importante al utilizar una imagen, verificar que tipo de licencia está otorgando el autor, si es paga o no, si quiere aparecer en los créditos, en qué condiciones puede usarse, si se pueden hacer modificaciones, etc.

Otro tipo son la licencia Creative Commons, en la cual el autor es el único que puede autorizar el uso de sus fotografías mediante una licencia. En el caso de las licencias Creative Commons, hay varios tipos, que es importante conocer antes de usar la imagen, por ejemplo, que una obra podrá ser copiada y distribuida, siempre que se reconozca la autoría o con la condición de que la fotografía no se use con fines comerciales, etc.

Paso 3:
En el uso restringido en redes sociales, el autor de la imagen conserva todos los derechos de autor aún cuando haya hecho pública la imagen. Que se encuentre en las redes, no significa que el autor la haya liberado ni que sea gratis, simplemente está ejerciendo su derecho exclusivo a difundirla. Para que un tercero pueda publicarla debe contar con autorización expresa del titular de los derechos de autor.

Paso 4:
Para los fines comerciales las imágenes solo pueden ser utilizadas si el titular de la imagen ha dado autorización para ello, sea que existan fines comerciales o no. En ningún caso, fotografías que han sido tomadas en lugares públicos o que tienen fines informativos, pueden ser utilizadas con fines comerciales, salvo autorización del titular.

Paso 5:
Hay excepciones a la regla, aunque son muy pocas y la regla es que siempre se requiere autorización salvo que, la reproducción esté justificada por la notoriedad de la persona, la función pública que desempeña, las necesidades de justicia o de policía, o cuando la reproducción se relacione con hechos, acontecimientos o ceremonias de interés público o que tengan lugar en público.

Paso 6:
En este punto, es importante tener en cuenta que el carácter notorio del titular de la imagen o que las mismas se hayan sacado en un lugar en público, no significa que no existan límites y responsabilidad de quien pública. Así, la difusión de la imagen de una persona conocida, relacionada con asuntos que no son de interés público, como sería ser la vida sentimental de alguien, podría considerarse ilegitima.

derechos de imagen

Paso 7:
Sé el propio autor de las imágenes que usas, con ello, por un lado, les dirás adiós a tus preocupaciones sobre el tema de la legalidad de las imágenes que utilizas y, por otro lado, conseguirás imprimir tu sello personal y único.

Utiliza imágenes con licencia Creative Commons, solo asegúrate de cumplir con sus condiciones y darle crédito al autor.

Paso 8:
Consulta los bancos de imágenes, en ellos podrás encontrar, de forma clasificada y con alta calidad, la imagen que buscas. Actualmente, hay fotografías gratuitas y otras cuyos precios son bastante económicos. Con su compra o descarga podrás certificar que estás haciendo un uso legal de estas imágenes.

Paso 9:
Siempre ten en cuenta que en el ámbito de los derechos sobre las imágenes es conveniente respetar las reglas del juego. Cuando puedas crea contenido propio y sino puedes asegúrate de tener la licencia para su uso.

Quien publica imágenes sin autorización, está violentando varios derechos: el derecho de imagen de la persona retratada, su derecho a la intimidad y en muchas ocasiones el derecho al honor, además de los derechos de propiedad intelectual del autor de la imagen. En todos estos casos, se puede recurrir a la justicia para reclamar por estas violaciones.