Si necesita ayuda antes de iniciar su negocio, tome nota de estos consejos básicos para que pueda innovar.

El mundo necesita nuevos emprendedores. Éstos crean trabajos, mejoran la calidad de vida, presentan nueva tecnología a la sociedad y mantienen la competencia viva en el mercado. Comenzar un negocio es difícil y es crucial que la siguiente generación tenga la mayor cantidad de municiones posibles.

Estos son 7 consejos para emprender de manera exitosa:

1. Pasión: fracasar es parte del juego. Sus fracasos lo llevarán al éxito si se involucra con algo en lo que crea. Comenzar un negocio sin algún motivo en especial lo saturará y lo llevará a donde inició. Elija un interés con el que pueda estar apasionado. Unir la caridad con un modelo tradicional de negocios tal vez sea una buena forma de combinar las cosas que a usted y a sus posibles clientes les importen más.

2. Defina su mercado: ha escuchado esto antes. Es uno de los errores más comunes que los emprendedores cometen. Apueste por algo que tenga sentido para su negocio. Si es una pequeña startup y sigue estudiando, puede quedarse en un lugar o enfocarse en los estudiantes. El internet nos da un alcance infinito, pero es vital reducir su mercado a un número realista y quedarse con los que tienen una razón para estar interesados.

3. El punto del precio: tomar riesgos es importante en todo negocio. Considere la posibilidad de ofrecer su producto o servicio a un nivel básico. Una pequeña inversión desde un comienzo puede enganchar a nuevos clientes/donaciones antes de arriesgar más dinero. Su target define el precio ideal. Encueste a su mercado y haga ajustes. Siempre podrá reevaluar sus precios mientras crece.

4. Sea honesto: este consejo se puede aplicar a usted, a sus empleados y a sus clientes. Sea honesto respecto a lo que se puede comprometer en su negocio. No le hace bien a nadie exagerar la verdad si no tiene el dinero o el compromiso idóneo para el proyecto. Sea honesto respecto a los que sus socios pueden esperar de usted y qué espera usted de regreso.

5. Utilice, pero no en exceso, sus redes sociales: la gente joven siempre está ansiosa para dar el salto a las redes sociales, eso no es malo pero es importante pensar cuidadosamente antes de poner su información en diversas plataformas. Las redes sociales son herramientas poderosas, enfocarlas en su negocio puede darlo a conocer rápidamente. Dicho eso, tenga cuidado de no poner todos los huevos en la canasta online. Experimente y mida los resultados, luego evalúe constantemente y decida lo que está funcionando y en lo que desperdicia los recursos.

6. No olvide las relaciones públicas: las relaciones de prensa tradicionales y online pueden darle mayor cobertura para que dure toda la vida y no cuesta tanto como la publicidad. Piense en lo que hace que su producto nuevo sea interesante y relevante. Luego hable de eso en las redes. Tal vez obtenga buena retroalimentación o aparezca en segmentos de noticias. Muchos medios tienen secciones dedicadas a la gente haciendo nuevas cosas. Hasta un artículo en su universidad puede ser una fuente de publicidad.

7. Buscar mentores: el principio de toda aventura puede ser emocionante, frustrante, liberador y terrorífico al mismo tiempo. Recuerde, aunque las generaciones más jóvenes saben más de tecnología que los que llevan años en los negocios, hay algunos principios básicos que se logran gracias a la experiencia. Muchas comunidades ofrecen oportunidades de networking para emprendedores viejos y jóvenes. Aproveche esto y tal vez se sorprenda de la cantidad de conocimiento que sus colegas tienen para ofrecer.

marvin-meyer-SYTO3xs06fU-unsplash

entrepeneur.com