Muchas empresas no se animan a dar el salto por cuestiones de desconocimiento, falta de confianza o no contar con las herramientas tecnológicas.

Lo cierto es que hoy, los trabajadores valoran la flexibilidad en sus horas laborales. Por eso, cada vez más empresas están llevando adelante varias estrategias para mantener a sus empleados contentos. Una de estas herramientas es el homeoffice -o trabajo desde casa-, una modalidad que crece en popularidad entre las compañías.

Sin embargo, por cuestiones de desconocimiento, falta de confianza, no contar con las herramientas tecnológicas o simplemente la inexistencia de una normativa legal, muchas empresas no toman esta iniciativa.

Entendiendo esta problemática, Talana, empresa líder en la entrega de soluciones integrales de RRHH, realiza algunas recomendaciones para aplicar de forma exitosa este formato de trabajo:

1. Contar con el espacio adecuado y establecer el entorno: Es importante contar con un escritorio o lugar sin elementos distractores para mantener el hábito de trabajo. Además se recomienda evitar espacios de descanso al interior de la casa, como la cama, para que nuestra mente esté con disposición para trabajar.

2. Un computador o dispositivo conectado a las plataformas de la compañía es básico. Para esto, las empresas deben estar preparadas para entregar y habilitar los accesos a sus trabajadores y de esta manera tengan una labor más fluida.

3. Contar con canales de coordinación y comunicación para que el trabajador esté conectado con su equipo y con aquellos que forman parte de otras áreas de la empresa.

4. Debe existir una herramienta, plataforma o directorio telefónico que permita esta conexión. Es importante saber que hay aplicaciones en materia de RRHH, que fácil e intuitivamente, ayudan a mejorar los tiempos y coordinación entre los equipos de trabajo volviéndose protagonistas a la hora de implementar teletrabajo.

5. Establecer metas diarias o semanales, coordinar el equipo estableciendo proyectos a llevar a cabo y sus tiempos. Esto ayudará a mejorar el espacio de confianza entre el trabajador y la empresa dado que al tener objetivos claros se mejora la efectividad y productividad de un trabajador remoto.

6. Es recomendable partir con una experiencia piloto considerando la cultura de cada empresa, los resultados y factibilidad de expansión al resto de la organización.

iproup.com