Todos adoramos viajar, conocer nuevos lugares, probar comidas distintas y por qué no, enamorarnos durante un viaje, esta semana presentamos cinco destinos inesperados y maravillosos para conocer en este 2019.

Por Shiara Chacón. Fotos: Diseño de viajes Terranova.

#4 Lofoten, Noruega

Las islas Lofoten son un archipiélago, situado en la provincia de Nordland, por encima del círculo polar ártico. Debido a la gran diversidad de sus paisajes, se puede practicar senderismo, esquí, rafting marino o submarinismo.

Lofoten tiene una fuerte conexión con la Edad Vikinga, y en el Museo Vikingo Lofotr se reproduce la atmósfera en la que vivió un clan vikingo, con talleres, dormitorios y una gran sala donde se organizan banquetes de la época. En Borg, una villa de la isla de Vestvågøy, las casas tradicionales de pescadores pueden alquilarse por días o semanas, para vivir toda la experiencia completa.

Entre finales de mayo y mitad de julio se puede experimentar el sol de medianoche, lo cual ofrece paisajes increíbles a ciertas horas del día, mientras que uno de los fenómenos más asombrosos que nos ofrece la naturaleza, las auroras boreales, cruzan el cielo a partir de septiembre a mediados de abril, cuando la larga noche polar envuelve el norte del país y toda la península escandinava.

En invierno se pueden realizar diferentes actividades como trineo de perros, trekkings o navegación bajo la noche polar y, en verano, senderismo, pesca, submarinismo, o safari fotográfico de ballenas y cachalotes. Remar en las tranquilas aguas del norte, antes de la media noche es probablemente una de las actividades más impresionantes en la isla, cuando el sol de medianoche se refleja en el agua cristalina, la luz cálida y dorada del sol se extiende por la superficie, es como bañarse en una playa de oro líquido.

Terranova.co.cr